Mi hijo tiene miedo ¿qué hago para ayudarlo?

Mi hijo tiene miedo ¿qué hago para ayudarlo?

Mi hijo tiene miedo ¿qué hago para ayudarlo?

Cómo actúa el miedo en los niños

El miedo en los niños es un concepto que la mayoría de nosotros como adultos, no entendemos, porque, aunque muchas veces pasamos por este en un pasado quizá muy lejano, pocas veces somos capaces de recordar el qué nos daba tanto miedo o de dónde nacía ese sentimiento irracional de huida que nos hacía querer escondernos tras paredes, mantas y por supuesto, bajo el ala de nuestros padres.

Ser niños, no es sencillo, aunque para muchos después de la adultez se piense que es una de las etapas más tranquilas de la vida, la verdad es que al ser niño no solo eres vulnerable, sino que también dependes de tus mayores, eres emocionalmente y mentalmente susceptible a todo lo que te rodea.

Teniendo una creatividad y un pensamiento ilimitado, es más posible que el miedo en los niños se vuelva algo tan complicado para nosotros como adultos.

Si a tus hijos les pasa constantemente y tienes ni idea de qué hacer, te bastará con seguir leyendo.

¿Cómo nace el miedo en los niños?

Siendo tan indefensos, los niños siempre tienden a temerle a algo luego de salir de los brazos maternos, donde se sienten seguros y resguardados, de hecho, el miedo en los niños se puede encontrar desde su nacimiento, porque al ser neonatos es frustrante y terrorífico salir del calor del vientre de la madre, que siempre estuvo protegiéndolos.

Esto, les despierta a los babés una sensación de inseguridad que se termina convirtiendo en miedo, sin embargo, en cada niño y niña, la raíz del miedo es diferente, esto varía según la personalidad, el carácter y la crianza, por lo que el miedo en los niños puede ir desde la más mínima cosa, a factores en su entorno que realmente puedan ser graves.

En todo esto, debemos de tomar en cuenta, que mientras el niño o nuestros hijos vayan creciendo y no los ayudemos con sus miedos y temores, estos irán desarrollándose, e irán creciendo, junto con ellos, llegando incluso a convertirse en temores patológicos.

Es por ello, que el miedo en los niños es de suma importancia atacarlos desde que estos empiezan a manifestarlos.

Los miedos más comunes en los niños

LIBRO RECOMENDADO 
¿Cómo Estoy? para aprender a reconocer las emociones.
 
COMPRAR LIBRO
 

 

Como lo dijimos con anterioridad, el miedo en los niños siempre es relativo, como padres nunca vamos a conocer o saber de primera mano el miedo de nuestro hijo, porque este puede variar, no obstante, existen algunos miedos que son patrones en los niños, se podría decir que son los más comunes, miedos que pueden aparecer esporádicamente o pueden perdurar años.

A continuación, te diremos algunos de estos miedos que podría tener tu hijo y te los explicaremos brevemente.

  • Miedo a la oscuridad: Este es uno de los miedos más comunes en los más pequeños de la casa, de por sí, los sitios cerrados y los tonos oscuros son lo que los niños más evaden, incluso podemos catalogarlo como uno de los miedos más frecuentes, ya que, nuestros hijos siempre quieren dormir con una luz encendida, o por el contrario, con alguna pegatina que brille en la oscuridad. Aunque puede parecer un miedo irracional, para los niños tiene bastante sentido.
  • Miedo al abandono: Cuando los más pequeños de la casa cumplen cierta edad, empiezan a imaginar y pensar que sus padres y seres queridos los pueden abandonar, se sienten tan apegados a ellos, que es uno de sus temores más grandes. “Nunca te vayas de mi lado” eso es algo que se repite siempre en sus mentes, este es un miedo bastante sigiloso, es por esto, que debemos de estar atentos a cada acción y comportamiento de nuestros hijos.
  • Miedo a los extraños: El miedo a los extraños es atípico en los niños, generalmente estos son muy confiados con respecto a todas las cosas, sin embargo, cuando la idea de que un extraño los apartará de sus padres surge, es cuando nace el miedo a compartir con personas desconocidas o, en otro caso conocerlas. También es por este temor, que podemos ver que algunos niños pueden ser introvertidos con los extraños.
  • Miedo a los monstruos: El miedo en los niños a los monstruos es del que más escuchamos, de ese monstruo bajo la cama, esa sombra que aparece en las noches, de ese ser espeluznante que hace que los más pequeños de la casa corran a medianoche a las habitaciones de sus padres. El miedo a los monstruos, de hecho, deriva del miedo a la oscuridad, ya que esta les da a los niños pie para imaginar criaturas horrorosas que les quieren hacer daño.

Se podría decir, que estos son los miedos más comunes en los niños, también debemos de tomar en cuenta el miedo a las catástrofes naturales, aunque este tipo no es tan común, otra cosa que debemos de tomar en cuenta, es que los más pequeños de la casa también tienen problemas y frustraciones.

A su vez, ellos transmiten sus experiencias traumáticas como miedos, una de las razones más evidentes, por las que debemos como padres de estar atentos al miedo en los niños y cómo se va desarrollando.

¿Cómo puedo entender los miedos de mi hijo?

En esas ocasiones en las que el miedo en los niños se convierte en una crisis y pasa a ser un problema o rutina, se puede decir que la mejor manera de entender los miedos de nuestros hijos es sentándonos con ellos, conversar, tener una escucha activa y saber que eso para ellos no es una tontería.

Ponernos en los zapatos de los más pequeños de la casa es fundamental, aunque es evidente que la mayoría de las veces es sumamente complicada, porque como ya nosotros, como adultos, hemos pasado por esa etapa, pensamos que no es necesario volver a ella. Y este, es el pensamiento más negativo e innecesario que puede aparecer en nuestras mentes.

Es por esto, que la mayoría de las veces para nosotros los miedos de los más pequeños parecen insignificantes, pero es justo ese pensamiento el que debemos de evitar, porque como son para nosotros los problemas laborales, familiares o de salud, son para ellos los temores que los acorralan. Tienen la misma importancia.

Una de las mejores maneras de entender el miedo en los niños es recordando los momentos en los que le tuvimos miedo a algo, recordando cuando éramos los más pequeños y estábamos en su posición, e indefensos y llenos de dudas, nos intentábamos defender de los miedos que nos atacaban.

Así, empatizamos un poco más con el miedo en los niños y podremos, conectar más con nuestros hijos, logrando inclusive una mejor relación con ellos y una mejor comunicación,

¿Qué puedo hacer para disminuir los miedos de mi hijo?

Como adulto tienes una ventaja: eres uno de los lugares seguros de tu hijo y puede que no entiendas nada, pero a continuación te daremos unas claves para ayudar a tu hijo a superar o disminuir sus miedos.

  • Como padre o madre, eres uno de los sustentos más relevantes que tiene tu hijo, por lo que tu apoyo moral y emocional es fundamental, así que una de las cosas que harás, con mucha paciencia, es repetirle cuantas veces pueda que todo está bien, que estarás allí para apoyarlo y que no dude en decirte cuando tenga miedo de alguna cosa.
  • Transmitir tranquilidad y encontrarse en un entorno lleno de paz, es lo primero que se debe de buscar, hacer que el niño se sienta cómodo, ayúdalo a que se exprese y afírmale que el miedo que siente es pasajero y que solo le puede hacer daño si el lo permite.
  • Limítale a tu hijo los programas agresivos o violentos, que estimulen sus miedos y que los hagan creer más en ellos.
  • Acompáñalo y estudia con él la valentía, el coraje y la fuerza, conceptos que son fundamentales para enfrentar los desafíos y los obstáculos, así los preparas para creer en si mismo y para salir adelante por si mismo.

El miedo en los niños, como se puede ver, es más importante de lo que parece, es por esto, que necesitamos estar con los más pequeños de la casa y empezar a empatizar con sus miedos, como si fueran los nuestros, para ayudarlos a desarrollar su autonomía.

LIBRO RECOMENDADO ¿Cómo Estoy? para aprender a reconocer las emociones.