Regalos que hacen bien 🥰Compra online con despacho o Retiro - Consultas al +56 9 9509 4046
Empieza a practicar en familia: Aquí va un cuento para compartir

Empieza a practicar en familia: Aquí va un cuento para compartir

Empieza a practicar en familia: Aquí va un cuento para compartir

¿Te gustaría practicar yoga en familia con un cuento entretenido? te dejamos un pequeño relato donde estarán practicando el "Saludo al sol" para despertar el cuerpo y equilibrar las energías.

Puedes acompañarlo usando el set de cartas del libro Juguemos al Yoga.
Y todos a disfrutar!!

Los Guerreros de la Montaña

Cada mañana la montaña (1) despertaba esperando que el sol (2) ascendiera hasta hacerle cosquillas en la espalda. Le gustaba mucho el día, pues en las noches sentía frío y a veces le daba miedo el sonido de los animales nocturnos.

Los rayos del sol avanzaban desde la cima hasta la base de la montaña, donde había unos enormes manzanos. Un día llegaron un grupo de niños a cosechar manzanas, se agacharon como pinzas (4) para recogerlas… ¡pero un extraño ruido los perturbó! Levantaron la cabeza como monos (3) y miraron hacia el frente. Una niña les dijo que era mejor prepararse para correr, pues podía ser una manada de animales salvajes. Entonces pusieron una pierna entre sus manos, como si fueran corredores (13) de una competencia muy importante…

La montaña, que miraba todo desde arriba, notó que unas cobras (16) observaban a los niños, que estaban a punto de ponerse a correr. Una de ellas fue vista por la niña, que, muy valientemente, levantó su cola y alargó su espalda como un perro (14) mirando hacia atrás, y ladró tan fuerte que las cobras huyeron cerro abajo.

Los niños se pusieron muy contentos, habían sido valientes y ahora podrían volver con sus manzanas de vuelta a la casa. Habían sido fuertes corredores (13), dispuestos a enfrentar cualquier aventura, pues tenían la astucia de los monos (3) y la bendición del sol (2), que los había iluminado esa mañana.

 

La montaña (1) se dio cuenta que esos niños eran las estrellas (8) que la cuidaban en la noche y los guerreros (10) que la defendían en el día… y cuando ya volvió el sol a esconderse, bajó los ojos y se imaginó como un niño (5), posando su cabeza en el suelo, agradeciendo haber visto salir el sol otra vez.

 

 

¿Te gustó?
Te invitamos a que juegues y armes tu propia historia junto a tus pequeños yoguis. Puedes combinar las cartas rojas, con las verdes, amarillas, azules y moradas. De esta manera guiar la práctica será más divertido y lograrán trabajar la respiración, meditación, fortalecimiento muscular, corrección de postura y trabajo con emociones y sensaciones.

Autora: Martina Pedreros - Vani Devi.